Los Fairchild C-82 de AVIATECA

 

Fairchild C-82A
Fairchild C-82A “Packet” número de serie USAAF 44-22692, el cual posteriormente fue operado por AVIATECA con la matrícula TG-ATA.

 

La utilización de los Fairchild C-82 “Packet” por parte de la línea aérea Guatemalteca AVIATECA forma parte de un período de la historia de la aviación nacional del cual muy poco se ha hablado o escrito.

Todo comenzó cuando el gobierno del Teniente Coronel Carlos Castillo Armas emite un nuevo reglamento para la exploración y explotación de petróleo en el país, a través del decreto 345, fechado el 7 de Julio de 1955. Esto dio como resultado que 29 consorcios -principalmente norteamericanos- solicitaran licencias de exploración en los departamentos de El Petén e Izabal.

Los trabajos de exploración se iniciaron a mediados de 1957 por parte de la empresa ESSO y el consorcio formado por Atlantic Oil y NAMCO Mining, con lo cual se abrió un interesante nicho de mercado para AVIATECA, pues las petroleras requerían de transporte aéreo de carga barato para mover su maquinaria y equipo hacia los distintos puntos donde realizaban sus exploraciones.

En aquel momento, los únicos aviones en el inventario de AVIATECA que podían transportar cargas considerables eran dos Curtiss C-46 “Commando” que habían sido adquiridos entre Mayo y Agosto de 1956. Sin embargo, el consorcio formado por la Standard Oil y la Ohio Oil venían operando los cargueros C-82 con relativa efectividad en las selvas de El Perú, en donde apoyaban las labores de extracción de petróleo. La cualidad de estos aviones de tener dos compuertas en la parte trasera del fuselaje facilitaba grandemente el proceso de cargarlos y descargarlos con ayuda de una rampa, permitiendo incluso el transporte de vehículos y equipo pesado como tuberías y tractores.

Basada en esa experiencia, AVIATECA inició las gestiones para adquirir un C-82 usado en los Estados Unidos, el cual llegó al país en Noviembre de 1957, siéndole asignada la matrícula TG-ATA. Lamentablemente el uso de éste avión duró muy poco pues el 6 de Febrero de 1958, menos de tres meses después de su llegada al país, sufrió una falla en uno de sus motores tras despegar del Aeropuerto La Aurora, por lo que realizó un aterrizaje forzoso en un terreno baldío ubicado en donde actualmente está la colonia “Centroamérica”, en la Zona 7 de la Capital, resultando con serios daños en su estructura al impactar directamente una garita de la policía. Obviamente, el avión fue declarado pérdida total.

Fairchild C-82A
Fairchild C-82A “TG-AYA” luego de ser reparado, tras realizar un aterrizaje forzoso en Puerto Barrios el 3 de Diciembre de 1958. (Foto: Archivo Fotográfico de la Fuerza Aérea Guatemalteca.)

A mediados de 1958 la empresa Ohio Oil Co. inició exploraciones petrolíferas en la región de Chinajá, en El Petén y en un área cercana a La Libertad, Huehuetenango. Para el efecto la empresa decidió traer dos de sus C-82 que estaban en El Perú y cedérselos a AVIATECA para que pudiera prestarle el servicio de transporte de carga. Estos aviones llegaron a principios de Noviembre de 1958 y recibieron las matrículas TG-AVA y TG-AYA.

Sin embargo, la mala suerte no se hizo esperar, y a pocos días de haber llegado al país, el TG-AVA se accidentó durante el aterrizaje en la pista de San Francisco La Montaña, La Libertad, Huehuetenango, al parecer por problemas en el sistema de frenos. En esa ocasión, el avión se salió de la pista y chocó contra un tractor que estaba estacionado al lado de la misma, provocándose un incendio que destruyó gran parte de la aeronave. Esto ocurrió el 11 de Noviembre de 1958.

Al mes siguiente, el 3 de Diciembre, el TG-AYA realiza un aterrizaje de emergencia en la pista de Puerto Barrios, luego de que el tren de aterrizaje no se le extendiera. En esa ocasión el avión sufrió daños considerables, pero tras varias semanas de arduo trabajo por parte de mecánicos de AVIATECA, el avión volvió al aire.

Un cuarto C-82 fue traído al país por la Ohio Oil en Diciembre, con el fin de reemplazar al TG-AVA que se había accidentado en Huehuetenango. Este avión, el cual también fue cedido a AVIATECA, llegó a mediados de Diciembre de 1958 y recibió la matrícula TG-AXA.

Por su parte, AVIATECA empezó a explorar mejores alternativas a los C-82, y fue así como adquirió un rarísimo tri-motor Northrop C-125A “Raider” en Enero de 1959. Este avión, que recibió la matrícula TG-DAH-84, también contaba con compuertas traseras y una rampa para facilitar la labor de cargarlo y descargarlo. Sin embargo, la aeronave no tuvo mayor utilización debido a su complejidad y más que nada debido a sus pobres prestaciones. Por ende, terminó sus días abandonada en un rincón del Aeropuerto La Aurora, siendo desguazada posteriormente.

Northrop C-125A
Northrop C-125A “Raider” operado por AVIATECA con la matrícula TG-DAH-84 (Foto: Gary G. Kuhn)

Entre tanto, los dos C-82 aún en servicio con la aerolínea se convirtieron en verdaderos caballos de trabajo, volando rutas regulares hacia El Petén, Huehuetenango e Izabal, usualmente cargados al máximo. Tal era la demanda, que AVIATECA se vio obligada a adquirir un quinto C-82, el cual llegó al país en Junio de 1959, recibiendo la matrícula TG-AZA.

Los vuelos regulares de los C-82 hacia los campos petrolíferos continuaron hasta finales de 1959, cuando la actividad, tanto de la Ohio Oil como la del resto de petroleras que operaban en el país, empezó a decrecer debido a obstáculos burocráticos y problemas técnicos, muy a pesar de que se habían descubierto varios yacimientos de petróleo de buena calidad en el área de Chinajá, en El Petén.

A principios de 1960 la actividad de exploración petrolífera prácticamente se había detenido y AVIATECA no tuvo más que empezar a deshacerse de sus C-82, pues ya no existía un mercado para los mismos. El primero en partir hacia El Perú fue -irónicamente- el último en haber llegado: El TG-AZA. Esto ocurría en la segunda semana de Marzo de 1960. Algunos días después partió el TG-AXA con rumbo a los Estados Unidos, en donde es muy posible que haya sido desguazado. El último en partir fue el TG-AYA, el cual salió del país en la primera semana de Marzo de 1961, luego de haber sido utilizado para sacar la maquinaria y equipo de las zonas de exploración de la Ohio Oil. Su destino final fue los Estados Unidos, en donde recibió la matrícula N74810.

* Fairchild C-82 “Packet” operados por AVIATECA

– Fairchild C-82A-1-FA “TG-ATA
C/N: 10006
Identidades previas: USAAF 44-22962, N75398
Fecha de llegada a Guatemala: Noviembre de 1957
Accidentado el 6 de Febrero de 1958 en Ciudad de Guatemala.

– Fairchild C-82A-FA “TG-AVA
C/N: 10202
Identidades previas: USAAF 45-57832, N2054A, HP-219, OB-RAA-439, NX54211, OB-RAA-439, OB-WAF-439, OB-UAB-439
Fecha de llegada a Guatemala: Noviembre de 1958
Accidentado el 11 de Noviembre de 1958 en San Francisco La Montaña, La Libertad, Huehuetenango.

– Fairchild C-82A-25-FA “TG-AXA
C/N: 10078
Identidades previas: USAAF 44-23034, N5118B
Fecha de llegada a Guatemala: Diciembre de 1958
Matrícula cancelada en Marzo de 1960.

– Fairchild C-82A-FA “TG-AYA
C/N: 10150
Identidades previas: USAAF 45-57780, NX54210, HP-220, OB-TAI-438, OB-WAE-438, OB-UAA-438
Fecha de llegada a Guatemala: Noviembre de 1958
Matrícula cancelada en Marzo de 1961. Registrado como N74810 en los Estados Unidos.

Fairchild C-82A-20-FA “TG-AZA
C/N: 10069
Identidades previas: USAAF 44-23025, N5119B
Fecha de llegada a Guatemala: Junio de 1959
Matrícula cancelada en Marzo de 1960. Registrado como OB-UAE-528 en El Perú.

Agradecimientos a John Davis y Tony Beales, ambos de Air Britain, por proveer gran parte de la información sobre estos aviones olvidados de AVIATECA. También un enorme ¡Gracias! a Rolando Overall -mí tío- por enriquecer la parte anecdótica de éste artículo, en especial con lo relacionado al accidente del TG-ATA.

(An English version of this article can be found here.)

 

Anuncios

2 thoughts on “Los Fairchild C-82 de AVIATECA

  1. GARYKUHN12@comcast.net 10 abril 2014 / 10:13 AM

    Good detailed article. I tried to make a comment, but became too irritated by the systemic requirements to do so.

    I wanted to note: No painting. Neither on my June 1961 photo of TG-AVA in Miami (just registration on side and tail fin), nor someone’s similar photo of TG-DAC-79.

  2. andres hernandez 14 abril 2014 / 4:00 PM

    Muchas gracias por la nota

Los comentarios están cerrados.