La Verdad Está En Alguna Parte…

Allá por 1982, Nicaragua estaba pasando por momentos bastantes difíciles. El Gobierno sandinista luchaba furiosamente contra los Contras financiados por los Estados Unidos, quienes a su vez habían lanzado una guerra sucia que no reconocía diferencia entre amigos o enemigos entre la población nicaragüense. Las personas eran vistas como una fuente de víctimas quienes podían ser asesinados en una miríada de formas despiadadas y luego acusar a las fuerzas armadas sandinistas por ello. Atraer la atención de los medios de comunicación hacia aquellas atrocidades era la orden del día. Sin embargo, en el lado sandinista, las cosas tampoco eran tan correctas.

Sigue leyendo

Anuncios